Ella

Unidades

Con la tecnología de Blogger.

El General está en linea

Photobucket

Básicas

Virtuales

CARLOS

martes, 11 de mayo de 2010

Del blog Pensando La Argentina

Si, esto te lo digo: ya van a salir a criticarla. A correrla por izquierda. Algún boludo incrustado en el Monopolio que maneja una apropiadora de menores, va a sali a decir que ella se "apropió" también de vos. Es que ella representa a la vez una novedad constante y una anomalía en la política de los últimos 35 años. Mirá, Carlitos, si alguien te decía hace tan sólo unos años, que una presidenta peronista se iba a llegar hasta tu querida villa 31 para recordarte en medio de la gente a la que tanto le diste y con la que tanto se han querido. Porque si hay algo que nunca deja de conmoverme, es el amor férreo que sigue fluyendo entre vos y esas personas de la villa. Allí seguís vivo como si tal cosa, jugando un picadito los domingos a la tarde, después de la misa y los fideos con tuco. Allí seguís siendo vos, entero, eterno. El padre Carlos.
Siempre pienso que hay varias maneras de comprometerse con una causa. Muchas, quizás. Pero una sola es la verdadera. En el caso del mensaje de Jesús, aquél nazareno sacrificado hace ya tanto, comprometerse siginficó (y significa) vivir como ese mensaje manda. Por eso cuando Él dice "es más fácil que un camello pase por el orificio de una aguja que un rico entre en el reino del cielo", no hay dos interpretaciones. No es una forma figurativa. Dice algo bien concreto. Dice que hay que vivir de cierta manera, pensar de cierta manera y actuar de cierta manera. Que no sirve de nada parlotear horas sobre el Evangelio, rezar y hacerse la señal de la cruz si después cagás a los demás, te subís a tu super auto y te vas al country. Porque sos como dice Jesús o sos como esa manada de hipócritas llenos de guita TE DICEN que Jesús quiso decir y que no es lo que vos interpretás, sino otra cosa. Que se puede ser rico sin pensar que sos rico porque hay pobres. Que se puede cagar al prójimo, porque total después te confesás y listo. Que se puede mentir en la declaración jurada de Ganancias pero después ser miembro de alguna liga de familia cristiana.
Es curioso como algunos se acomodan el mensaje a su conveniencia, escuchan lo que quieren escuchar. Para ellos, ser cristianos es una costumbre adquirida, como el idioma. No representa conflictos de ninguna clase.
Y ahí estamos jodidos, Carlitos, porque es en ese momento en que el Mensaje se vuelve otra cosa. Se vuelve figuración, hipocresía y mentira. Es como una joda, una burla. 
Cuando lo escucho a alguno de estos obispos hablar de los pobres me hierve la sangre. ¿A vos también? Claro, ¿Qué sabrán esos hijos de puta que viven en palacios lo que es la mierda, la sangre? ¿Qué sabrán lo que siente tener en brazos a un bebe que va a morir irremediablemente, porque ya todo un nsistema económico fue diseñado para que ese pibito muera? ¿Qué carajo sabrán del llanto, de la desesperanza, de la oscuridad? De ese momento en que uno quiere tirar todo a la mierda y rajar, irse lejos. Pero uno se queda, porque tiene adentro eso que le impide protegerse y escapar de toda la miseria y el dolor. Y eso no es otra cosa que Dios.
Ese es el mensaje que dejaste, Carlos, allá en la villa 31 y en todos los que alguna vez vimos, aunque sea en fotos, esa sonrisa tuya y supimos, sin lugar a dudas, que Jesús debió haber sonreido igual. ¡Sabés porqué? Porque estaba entre la gente a la que amaba, los pobres, los rechazados, los deformes, los minusválidos, las putas. Todos esos seres rechazados por la "gente bien" y a la que Él y vos amaron tanto.
A Él, como a vos, Carlitos, tuvieron que matarlo para que se dejara de joder. Porque el amor por los pobres es subversivo, es revolucionario. Decía Jesús que no hay amor más grande que el dar la vida por los amigos. Eso es revolucionario. No es tomando la Habana como se hace una revolución. No solamente, por lo menos. Es, quizás, dejando de lado lo de uno para ocuparse de lo del otro. Sencillamente así. 
Por eso, también, es que nunca te mataron del todo, Carlos. Como pasó con Jesús, resucitaste en cada villero que a su vez le contó a su hijo o a su nieto que una vez conoció a un cura que dio la vida por amor a ellos.

0 COMENTARIOS: