Ella

Unidades

Con la tecnología de Blogger.

El General está en linea

Photobucket

Básicas

Virtuales

DOCUMENTO DEL ENCUENTRO INTERNACIONAL MEDIOS Y DEMOCRACIA

martes, 3 de noviembre de 2009

Defendemos la pluralidad de voces
y el derecho a la comunicación




La Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual le ha devuelto al pueblo argentino la palabra y establece que la Comunicación Social es un derecho humano esencial. La nueva ley derogó el marco legal que sirvió al afán de lucro, al pensamiento dictatorial del neoliberalismo y a los años del genocidio. Pasamos de aquella “libertad de presión” a una más genuina libertad de expresión.

Pero la recuperación del derecho a la comunicación significa también la reivindicación de 200 años de historia de la Argentina, porque las luchas por nuestra emancipación se emparentan íntimamente con la lucha por la libertad de la palabra. Mariano Moreno, el fundador de La Gazeta de Buenos Aires, murió envenenado en alta mar por quienes pretendían que nuestro país se convirtiera en una semicolonia inglesa, transformándose en el primer periodista desaparecido de nuestra Patria. En las antípodas, Bartolomé Mitre, quintaesencia de la Argentina conservadora y genocida de miles de compatriotas, fundó La Nación, guardaespaldas ideológico de la derecha antinacional. Generaciones enteras de grandes argentinos fueron silenciados por la intelligentzia cultural y mediática: Manuel Ugarte y Raúl Scalabrini Ortiz quizás sean las víctimas más elocuentes de la mordaza conservadora. Y, ya más cercana a nuestros tiempos, la complicidad de algunos medios con todas y cada una de las dictaduras que nos asolaron, son prueba evidente de que la lucha por la liberación de la palabra y la lucha por la liberación nacional no sólo no se diferencian, sino que marchan unidas en pos de nuestros mejores sueños.

En esa misma línea histórica, un extraordinario proceso democrático derivó en la elaboración de un proyecto de ley en cuya redacción participaron más de 20.000 ciudadanos –en múltiples foros en todas las provincias- con participación de organizaciones populares y universidades. El anteproyecto recogió los 21 puntos de la Coalición por una Radiodifusión Democrática y se debatió en comisiones parlamentarias con las entidades del sector sin limitaciones, incorporando 101 modificaciones. Esta ley fortalece la democracia, el federalismo y fue aprobada en el Congreso por mayorías contundentes.

Sin embargo, se insiste con que es una “ley mordaza”.

“Ley mordaza”
Es esta una definición temeraria que, parafraseando a Jauretche, se convierte en una nueva zoncera argentina. La blanden personeros de la mediocracia frívola de la pantalla, sesudos defensores del pensamiento externo, eurocentrista e imperialista y sectores que, por omisión o ingenuidad, resultan funcionales a ese discurso. A ellos les duele la ley, porque están en la vereda de enfrente del pensamiento nacional, de la identidad como país y de la pertenencia latinoamericana.

Ahora tienen un nuevo escenario para denostar: la Asamblea Anual de la Sociedad Interamericana de Prensa, que se desarrolla en Buenos Aires. Esta entidad y sus miembros expresan a uno de los sectores que más han batallado detrás de la supuesta defensa de la libertad de expresión, en contra de las democracias latinoamericanas. Esta institución representa el dominio hegemónico de los monopolios comunicacionales que son la herramienta política de los intereses económicos concentrados –nacionales e internacionales– opuestos a todo proyecto nacional, popular y latinoamericano.

La SIP ha venido a intervenir en nuestra soberanía nacional en su carácter de vocero del poder oligopólico de los medios en contra de una Ley votada por nuestros mecanismos constitucionales. Los argentinos rechazamos las intromisiones de terceros que vengan a respaldar el discurso único de los intereses financieros globalizadores.

La SIP ha venido a sostener a las grandes empresas de medios que instalan, reproducen y convierten en hegemónico el discurso de los sectores dominantes en la Argentina. Es el mismo modelo que desindustrializó, extranjerizó, concentró y reprimarizó la estructura económica del país.

En el pasado fueron usadas las Fuerzas Armadas. Hoy usan los medios de comunicación. La intención es siempre limitar la expresión auténtica de los pueblos y avasallar la democracia.

Ante esta campaña de la SIP, alertamos sobre sus objetivos antidemocráticos y expresamos nuestro rechazo ante la insistente prédica en contra de una ley legítima y justa.

Mucho hemos tenido que sufrir los argentinos para tolerar que esta entidad pretenda torcer nuestra voluntad soberana de consolidar la democracia, nuestra lucha en defensa de la pluralidad de voces y nuestro sueño de alcanzar la definitiva liberación de la Patria.

Buenos Aires, 6 de noviembre de 2009.

Faro de la Comunicación, FATPREN (Federación Argentina de Trabajadores de Prensa), Madres de Plaza de Mayo, Abuelas de Plaza de Mayo, COSITMECOS (Confederación Sindical de los Trabajadores de los Medios de Comunicación Social), Sindicato Argentino de Televisión (SATSAID), Los 100 -Agrupación de Periodistas y Trabajadores de la Comunicación-, Comisión “Nicolás Casullo” de Medios Audiovisuales en Carta Abierta, Movimiento Peronista Bloguero, COPLA, FARCO (Foro Argentino de Radios Comunitarias), ARBIA (Asociación de Radiodifusoras Bonaerenses y del Interior de la República Argentina), La CORAMECO (La Confederación de Radios y Medios de Comunicación de Argentina), Grupo Nuestra América La Vallese, profesores y estudiantes de comunicación social, Corriente Causa Popular, Corriente Política Enrique Santos Discépolo, J.P. La Cámpora, Patria y Pueblo, Movimiento Evita (Cap.Fed.), Soberanía y Liberación, Peronismo 26 de julio, Partido de la Concertación, Agrupación Encuentro de Prensa (Cap.Fed.), Frente Transversal Nacional y Popular, Partido Comunista Congreso Extraordinario, Red K (Cap.Fed.), Mesa Nacional Juventud Universitaria Peronista (JUP), Instituto Nacional y Popular de Estudios Políticos y Culturales, Agrupación Aluvión Militante, RADIO AM 530 La Voz de las Madres, Partido de la Izquierda Democrática.

0 COMENTARIOS: