Ella

Unidades

Con la tecnología de Blogger.

El General está en linea

Photobucket

Básicas

Virtuales

NÉSTOR, LOS HUMANOS Y LA MEMORIA

martes, 28 de diciembre de 2010

En el enorme predio de lo que fue la ESMA, a un costado, se encuentra el Archivo Nacional de la Memoria. Allí, en el salón que lleva el nombre de la compañera de John William Cooke, Alicia Eguren, se realizo la JORNADA HOMENAJE

NÉSTOR Y LOS DERECHOS HUMANOS

22/12/2010

¿Como empezar a repasar esta corta y a la vez, intensa historia de los Derechos Humanos y su relación con el Estado en su fase reivindicatoria y protagónica? ¿Como pensar desde el hoy, este momento histórico que nos toca vivir en esta Argentina nueva y en un contexto latinoamericano de unión y construcción? ¿Como ponerle palabras a esta pasión desenfrenada que han desatado los 2 líderes de este proyecto que nos convoca, nos conmueve, nos moviliza, nos atraviesa?

Néstor Kirchner era un hombre común con responsabilidades extraordinarias, como a él mismo le gustaba decir. Estuvo en el momento justo de la historia, en el lugar preciso. Si tuviéramos en cuenta todas las variables que jugaron para que sea Presidente, se podría concluir que fue, casi, un hecho afortunado.

Cuando el 25 de mayo del 2003, asumía la Presidencia con sólo el 22.34% de los votos en primera vuelta, algunos pocos podían, quizás, suponer lo que sucedería en la Argentina de los siguientes años, en materia de Derechos Humanos. La gran mayoría no sabía que detrás de aquel hombre, un gobernador desconocido de una provincia patagónica, había un estadista de porte, un estratega, un líder político que estaba dispuesto a llevar adelante una política de Derechos Humanos que pusiera el foco y el centro en la Memoria, Verdad y Justicia, y además, a hacerlo en nombre del Estado Argentino.

No tuvo para ello presiones de ningún tipo. No tuvo una masa de militantes, exigiendo. Nadie se lo pidió. Tampoco hacía falta, porque las convicciones estaban allí y con eso bastaba.

Tras la crisis de diciembre de 2001, la urgencia era económica, ¿Quién pensaría en una política de DDHH? Bueno, él lo hizo. Algunos pensaron que era un loquito de los 70. Otros lo vieron como a un militante que construyó una carrera política, que aguantó y si se quiere, alguna vez calló, para poder llegar adonde llegó. Y cuando llegó, no dejó las convicciones en la puerta de la Casa Rosada.

El 28 de mayo del 2003, a solo tres días de asumir, produce el primer cimbronazo, la primera señal, la primera muestra cabal de sus convicciones. Kirchner descabeza a la cúpula militar. Fue como un grito en el silencio. Todos, propios y extraños se enteraron que no era un presidente mas.

A los pocos días, el 4 de junio reclama al Congreso Nacional que ponga en marcha un juicio político para remover a los jueces de la Corte Suprema de Justicia, a los que acusó de ser parciales y presionar políticamente con sus fallos.

En agosto el Congreso con mayoría Kirchnerista, gracias al impulso y la decisión política de Néstor, deroga las leyes de Obediencia Debida y Punto Final. Algo impensado poco tiempo atrás.

En septiembre de ese mismo año, estando en la ONU, Néstor Kirchner levantó la vista hacia el recinto donde sesionaba la Asamblea de las Naciones Unidas y pronunció con énfasis la única frase que no anotó en el discurso que entregó a la imprenta el día anterior. "Somos los hijos de las Madres y las Abuelas de Plaza de Mayo". Fue histórico y emocionante, el más bello acto humano de reconocimiento mundial hecho alguna vez por un Presidente a esas luchadoras ejemplares de nuestra patria.

En el 2004, en el 28º aniversario del Golpe Militar, el primer 24 de marzo bajo su gobierno, Kirchner, en este mismo lugar, pidió "perdón en nombre del Estado Argentino" por los crímenes de la dictadura cívico-militar. Además, convirtió a la Escuela de Mecánica de la Armada, que había sido usada como centro clandestino de detención, en un Museo de la Memoria. Y en otro hecho histórico, concreto y simbólico, mandó al jefe del Ejército a descolgar el cuadro del genocida Jorge Rafael Videla del Colegio Militar.

Estos hechos, sumados al paquete de medidas socio-económicas adoptadas, per laban una manera de concebir la política diferente, donde el Poder Político era el que tomaba las decisiones y ya no las corporaciones y lobbies empresarios. Y en materia de DDHH, esa manera de concebir la política como herramienta transformadora se tradujo en acciones concretas. Miles de compañeros que habían sido víctimas (directas o a través de sus seres queridos), vieron una luz esperanzadora en su incansable búsqueda de justicia.

Como siempre en las grandes luchas de años, todavía quedaba mucho por hacer. El siguiente desafío era desarmar el andamiaje jurídico de la impunidad. El 14 de junio de 2005 la nueva Corte Suprema de Justicia de la Nación declara inconstitucionales las leyes de Punto Final y Obediencia Debida. Y con esto se abre la posibilidad de juzgar a represores y torturadores, además de los altos mandos.

Desde la máxima conducción del Estado se mani esta la clara decisión de terminar con la impunidad. La consigna “Memoria, Verdad y Justicia”, tantas veces repetida, hecha carteles y pancartas, empieza a ser una realidad en nuestro país.

La Secretaria de DDHH, en representación del Estado Nacional, se presenta como querellante en causas donde se juzgan delitos de lesa humanidad. El 29 de mayo de 2006, en el acto conmemorativo por el día del Ejército y en clara afronta a algunas voces castrenses que todavía reivindicaban los procedimientos de la última dictadura; Néstor Kirchner, levantando la voz y dirigiéndose directamente a los oficiales que lo observaban desde el campo, dijo: "Quiero que quede claro que como Presidente de la Nación Argentina no tengo miedo, ni les tengo miedo". Y luego hablándoles a los soldados, remato aquel discurso, con un mensaje: "Queremos el Ejercito de San Martín, Belgrano y Mosconi y no de aquellos que asesinaron a sus propios hermanos, como fueron los de Videla, Galtieri, Bignone y Viola".

Dejaba así en claro su rmeza en cuanto a la política de subordinación de las Fuerzas Armadas al Poder Civil y el ejercicio pleno del cargo como Comandante en Jefe. Pero Néstor Kirchner sabía que la lucha por los DDHH no podía limitarse sólo a la condena de los crímenes del terrorismo de Estado. Ya que esos crímenes fueron cometidos por aquella dictadura cívico-militar, para instalar el sistema económico neoliberal que generó pobreza, exclusión, y además (y como condición necesaria para el éxito de aquella fórmula nefasta) la desarticulación del aparato productivo y estatal iniciado en los años del primer peronismo.

Entonces, en la enorme recuperación del empleo, de la industria y de la Justicia Social que ha logrado este proyecto iniciado en 2003, es donde se completa la tarea de devolver a miles de compatriotas, la dignidad pérdida, la alegría merecida, la esperanza necesaria, la posibilidad de soñar con un país mejor para sus hijos. Eso también eran los Derechos Humanos para Néstor. Esos son los Derechos Humanos para Cristina. Un país mejor para todos, donde la presencia del Estado garantice los derechos de todos y llegue a aquellos a los que la “ley del mercado” no se acerca porque no son negocio.

Néstor nos marcó el camino que debíamos transitar a partir de aquel 25 de mayo de 2003. Ante la mirada escéptica de muchos, incluidos los que hoy acompañamos incondicionalmente a nuestra Presidente y Compañera Cristina, Néstor puso sobre la mesa debates que nos debíamos como sociedad. Tras largos años de un Estado ausente, resultaba difícil volver a creer en la política como herramienta transformadora. De la mano de la consigna Verdad, Juicio y Castigo se inició una etapa en la que el Estado se puso en el lugar que le corresponde, del lado del pueblo y de los grandes luchadores de la Patria, como lo fueron aquellos jóvenes militantes de los 70, trabajadores, artistas y muchos otros que creían que una Argentina con mayor justicia social era posible.

Es por eso que la mejor forma de honrarlo es continuar con su legado. Debemos seguir por el camino de la verdad y la justicia, siempre del lado del pueblo trabajador, dándoles voz a aquellos que son relegados por el poder económico y los intereses de las grandes corporaciones, aquellos que son explotados de la mano del “dios mercado” y en pos del “progreso” Finalmente y a modo de compromiso hacia el futuro, debemos tener en claro que los DDHH no se conquistan de una vez y para siempre. Es una construcción permanente y colectiva, donde la Memoria, la Verdad y la Justicia, deben ir acompañadas de Soberanía Política, Independencia Económica y Justicia Social, impulsadas todas estas premisas, por un Estado y un Pueblo comprometido y participativo, de la mano de un Gobierno nacional, popular y democrático.

Las conquistas sociales que se ganaron en la calle deben ser defendidas en ese mismo escenario, con responsabilidad y compromiso, ante la embestida de actores que nos quieren hacer retroceder a las peores épocas de nuestra historia. En eso estamos, en eso seguiremos trabajando, es nuestro desafío y nuestro compromiso, con Néstor guiando y Cristina conduciendo.

  • AGRUPACION PERONISTA DESCAMISADOS
  • ADN NACIONAL Y POPULAR
  • JUVENTUD DE OBRAS PÚBLICAS
  • CONVOCATORIA NACIONAL NESTOR KIRCHNER
  • JUVENTUD CNEA
  • MOVIMIENTO PERONISTA BLOGUERO

Alicia Eguren fue escritora, poetiza y dirigente peronista de larga trayectoria.

Desapareció el 26 de enero de 1977 en la vía pública en la Capital Federal. Fue conducida a la ESMA donde se la sometió a condiciones inhumanas de vida. Se la atormentó para obligarla a proporcionar información. Fue tirada de un helicóptero al río de La Plata.

Tenía 52 años cuando la secuestraron.

1 COMENTARIOS:

Anónimo dijo...

Compañeros/as: somos un grupo de compañeros de la ciudad de Mar del Plata, que hemos decidido organizar y lanzar esta
campaña. A los que compartan el sentido de la misma los y las
invitamos a multiplicar. Multiplicar es la tarea.

Campaña “Estoy con Cristina”

Transcurridos dos meses desde la muerte de Néstor Kirchner, estamos convencidos de que el mejor homenaje que podemos realizarle es ser incansables militantes de este modelo y de Cristina. Por este motivo, lanzamos esta campaña que esperamos hagan propia todos los sectores y organizaciones que apoyan a nuestra Presidenta.
Teniendo en cuenta los últimos sucesos, y el complejo año que se
avecina, deseamos demostrar que somos muchos los que “estamos” con Cristina. En los hogares, en los negocios, en los autos, en las motos, en las bicis, en internet, demostremos que somos muchos los que apoyamos y queremos profundizar este modelo. En este sentido, elaboramos algunos diseños de afiches sin firma para que cualquiera pueda trabajarlos, sin por esto ser excluyentes de otras iniciativas o manifestaciones populares que puedan resultar mejores o más útiles.
Nuestra dirección de blog es la siguiente: http://estoyconcristina2011.blogspot.com/ En este enlace están comprimidos todos los modelos de afiche en formato JPG para descargar e imprimir:
http://www.megaupload.com/?d=STFJ6Y13y
en este otro están comprimidos todos los modelos de afiche en
formato Corel Draw para poder modificarlos:
http://www.megaupload.com/?d=1TCNSXUP

Un abrazo compañero.

Mar del Plata, 27/12/2010