Ella

Unidades

Con la tecnología de Blogger.

El General está en linea

Photobucket

Básicas

Virtuales

CADA DÍA ES MÁS FÁCIL

sábado, 17 de julio de 2010


Quizás fuimos los blogueros (no particularmente quien esto escribe, sino muchos otros antes y mejor) los primeros en empezar a disparar a los medios concentrados bajo la línea de flotación. Esto es: desnudar su metamensaje, decodificar las mañas y mentiras del "relato" con que estos agentes de la desinformación pretendían dibujar la cotidianeidad del pueblo, su "sentido común". Hoy, este ejercicio es generalizado y, justamente por ello, la calidad de vida "democrática" de la sociedad civil es mejor y mayor.

Eso implica, también, que el relato mediático tiene cada vez menos posibilidad de camuflarse. Por eso La Nación hace rato que clama por una "república" que no se sabe si incluye a la democracia, como forma de gobierno. Por eso Perfil parece una sucursal recién pintada de SEPRIN y por eso mismo Clarín quedó reducido a ser un mero volante anti gubernamental, que además vende fascículos semanales. Punto.

En este contexto, se revelan con facilidad los mecanismos de la lógica que predomina entre los escribas a sueldo de la empresa en guerra con el Estado Nacional: hay que atacar, hay que destacar lo negativo y si no lo hay, inventarlo. Desde luego que la ética y boludeces por el estilo es un artículo de museo, que se desempolvan solamente en tiempos de "paz", en tiempos en que los gobiernos "colaboran" con Clarín.

Buen ejemplo son estas dos notas.En una de ellas, el todoterreno Ricardo Roa denuncia con toda su voz republicana a la dictadura china (saben chicos, Mao fue un señor malo muy malo que esclavizó a los chinos hace muuuuchos años) tan sólo porque Cristina habló bien de sus anfitriones (¿o habrá que hablar MAL?). A ver, TODOS sabemos que si Cristina "denunciaba la dictadura comunista" china, Roa iba a escribir sobre el pobre manejo de la diplomacia argentina y sobre los injustificados insultos al país anfitrión, que para colmo es nuestro principal cliente en soja. Y ese es el otro punto. en oootra nota, en el mismo diario, con tal de bajar el precio a los resultados del viaje de la Presidenta, los muchachos de Clarinete se quejan (también, claro) de que "Cristina no logró solucionar el tema de la soja". 

Pero, ¿cómo? ¿No era China una dictadura horrible? ¿Y habrá que comerciar entonces con semejante monstruosidad? ¿O los negocios van por un lado y la ética por otro? ¿Qué habría hecho el sabio Roberto Noble ante este entredicho? ¿O será que Magnetto está pegando palos de ciego? 

¿Qué dirán Biolcati, Buzzi y Llambías de este brote republicano de Roa? "Será una dictadura sangrienta, pero que nos compren soja, che. Mirá si le vamos a estar mirando el color a los dólares."

Ay, Clarín, Clarín, ¿hasta cuando abusarás de nuestra paciencia? 

1 COMENTARIOS:

Jorge Devincenzi dijo...

Por un lado, la India reemplazó la baja de las compras de aceite de soja. De otro modo, seríamos sojadependientes de China. Y por otro, ese parece más un negocio de AGD. Y por otro, mejor que exportemos con mayor valor agregado.